miércoles, 19 de agosto de 2015

día de asueto. 2ª parte




el poder de la sugestión

Taxiiiiiiiii!!! Oh no!!! Perdidas en medio de la espesura sin cobertura ni quitaesmaltes!!! La espera del transporte de vuelta en el apeadero local nos resultó eterna y funesta. Después de haber pasado un fantástico día de descanso en tan utópico paraje, las nubes negras de la desesperanza se cernieron sobre nosotras: el taxi se escabulló entre los matorrales y no volvería hasta el día siguiente. Para no perder la compostura y los nervios, decidimos tomarnos las cosas con entusiasmo y regocijo, muy al estilo Lunares, y volver sobre nuestros pasos a ver si encontrábamos un lugar cubierto donde pasar la noche.

Nuestra única preocupación, si es que se puede llamar así, porque no somos de agobiarnos mucho, la verdad, ni aún estando en la puerta del mismísimo infierno se nos ofusca el ánimo, llámese valentía o inconsciencia, pues el caso es que pese a gustarnos las estrellas y encontrarle el lado romántico a dormir al raso, no nos convenció ni mucho ni poco que se nos arrugasen los vestidos y perder la forma del peinado exclusivo que lucíamos. El menor de los males eran las zarzas, las arañas y el perro perdido que sumó tres a la aventura.

Como somos como somos y abanderamos un espíritu lúdico y dicharachero, aprovechamos para colgarnos de las lianas, por refrescar un poco la pantorrilla, recogimos flores para decorar las ruinas que se nos presentaban como alcoba, visitamos los restos de la desmejorada iglesia, e incluso apartamos las malas hierbas para construirnos un baño improvisado.

Todo fue viento en popa porque nuestro espíritu irreflexivo así lo marca y encontramos que lo descuidado del paraje le daba un toque tan novelero y folletinesco que teníamos que disfrutar el momento y el lugar apasionadamente, como una gran aventura, y nos volvimos ipso facto como los Niños Perdidos de Nunca Jamás pero con un poco más de elegancia y de edad, aunque esto último podíamos omitirlo, pues hiere el orgullo y duele en la vanidad.

A día de hoy podemos decir que aquella experiencia de aislamiento momentáneo ha sido, quizás, uno de los aprendizajes más importantes de nuestra joven vida (con esta frase intentamos subsanar las huellas que el párrafo anterior haya podido dejar en nuestro ego). Adquirimos nuevas destrezas y habilidades que nos han hecho crecer como seres humanos, porque ahora nos movemos como peces en el agua en cualquier entorno y con taconazos, lo cual es fácil de decir pero no de demostrar: a ver quién es el guapo que se anima a andar por ruinas ancestrales y escalar muros poco firmes para coger moras y nueces, sin hacer ni una "carrera" a las medias de cristal, ea!!!

Sabemos que tenemos el don de sugestionarnos hasta tal punto que damos por ciertas muchas de las falacias de nuestra imaginación ¡y quién no! Todos somos maestros del autoengaño y veteranos en el despiste de la realidad, pero nosotras nos llevamos la palma en cuanto a argucias, artimañas y timos a la verdad. No somos ni queremos ser objetivas ni empíricas... por favor, que aburrimiento!!! Nos matriculamos en la "Escuela de la Parranda y la Insensatez" y estamos a punto de licenciarnos Cum Laude. "Qué nos quiten lo bailaó" es título de nuestro doctorado para estos tiempos de desánimo y sopor.


Sirvan nuestras imprudentes aventuras como escape contra el hastío y el tedio que unos pocos quieren imponer a los muchos. A nuestra particular manera, nos revelamos... quien quiera puede sumarse a esta botarate revuelta, nos vamos a reír!!!



4 comentarios:

  1. ...gracias por estos momentos tan exquisitos...!!!
    Soys muy Lunares y Olé... muac

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Así sea: que la locura, la creatividad y las risas nos acompañen. Gracias Yolanda!

      Eliminar

Agradecemos todo tipo de comentarios vertidos con buena fé. Si son con mala... bota, rebota y en tu culo explota.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...